¡Vive el Vino! - El blog de eComprarVino

Vinos que maridan deliciosamente con comida picante

23 Enero, 2017

Vinos que maridan deliciosamente con comida picante

La comida picante es una de las favoritas en los restaurantes de todo el mundo. Asociada con la cocina asiática de China, India, Tailandia y otras regiones, también muchos países europeos han adoptado el estilo. Los platos asiáticos y de inspiración asiática utilizan diversas combinaciones de especias, chiles picantes y otras salsas y sabores para crear platos apetitosos pero ciertamente ardientes.

 

Esto puede crear un problema para algunos amantes del vino, ya que puede ser un poco difícil maridar este tipo de alimentos. Quizás la salsa es demasiada compleja, el plato demasiado picante o quizás has arruinado accidentalmente un buen vino y/o comida y juraste que ¡nunca más!.

 

Como siempre en el maridaje de vinos y alimentos, todo es muy subjetivo y depende de tus gustos, aunque hemos preparado algunos consejos para señalar la que creemos que es la dirección correcta.
La comida picante suele maridar muy bien con un vino Riesling. Clic para tuitear

Consejos para maridar el vino con comida picante

Hay muy pocas reglas de oro cuando se trata de combinar comida y vino, pero estos consejos son dignos de recordar.

  • Quizá el maridaje más convencional para la comida picante es acompañarla con un Riesling. Un Riesling dulce o semi-dulce con un porcentaje de alcohol relativamente bajo es el emparejamiento más común, por lo que sin duda vale la pena explorarlo. Toma un curry tailandés o un plato similar y un Riesling de calidad de Alemania, Austria o de Alsacia en Francia, y lo podrás comprobar por ti mismo. Para sorprendernos todavía un poco más, prueba con el excelente Ekam Essència de Castell d’Encús.
  • No tengas miedo de comer comida picante con vino tinto. Un acercamiento sensible sugeriría emparejar el picante masala indio con un vino tinto que sea relativamente bajo en alcohol, alto en acidez y con poco o ningún envejecimiento en barrica: Efectivamente, esto te daría un tinto ligero que será fácil de beber, e incluso que se podría enfriar ligeramente antes de beberlo sin temer a que perdiera ninguna cualidad. La mejor apuesta aquí sería probablemente un Gamay de Beaujolais, como el Marcel Lapierre Morgon. Enfriado brevemente antes de servirlo, proporcionará un acto de equilibrio delicado con el plato picante.
  • Combatir el fuego con fuego. ¡Este no es un maridaje para cobardes! 🙂 Siempre puedes combinar comida picante con vinos con sabores picantes, pero tenemos que admitir que no es un maridaje muy usual. Los vinos con crianza en barricas de roble suelen poseer notas especiadas, como por ejemplo un Syrah del norte del valle del Ródano en Francia, que sería una opción interesante ya que la uva tiende a dar lugar a vinos con notas picantes. En España podríamos tomar como muestra el Detrás de la Casa Syrah, un vino peculiar, con 11 meses de crianza en roble y con un alto porcentaje de contenido en alcohol (15%) .
  • Los polos opuestos se atraen. Si ninguno de los maridajes anteriores te han hecho cosquillas, esperamos acertar con el último consejo: equilibra el calor y las especias de tu comida con un vino dulce o semi-dulce. Mientras que un Oporto no será una buena idea, un vino dulce no fortificado tal como el Sauternes, que será más bajo en alcohol y más fácil en el paladar, como el Château Suduiraut, será una mejor opción.

 

Aunque realmente solo tú, y tus gustos, pueden decidir si una comida marida bien con un vino, blogs como este tienen el objetivo de ayudar a dar algunas ideas o consejos, pero… ¡para gustos, colores!

¿Tienes alguna combinación de vinos favoritos para platos picantes? Nos encantaría oír hablar de ellas… ¡y cuánto menos convencional, mejor!

No hay comentarios

Deja un comentario

*