¡Vive el Vino! - El blog de eComprarVino

¿Qué vino prefieres, uno de Montilla o uno de Jerez?

8 Julio, 2016

vinos generosos

Un grupo de amigos estamos en un restaurante tomando unos vinos y pedimos al sommelier, por ejemplo, un amontillado.
– ¿Montillano? ¿jerezano? ¿sanluqueño? ¿del Puerto?- podría argüir él, pues todas ellas serían excelentes opciones. La misma pregunta la podríamos formular para finos, olorosos, palos cortados, pedro ximénez, creams, pale creams, etc.
– Pues mire, nos gustaría probar algún vino que no hayamos catado nunca; alguna de esas botellas que sabemos que usted consigue por medios casi mágicos. Algo viejo, intenso, singular.
– ¡Cómo no, caballeros! Ahora mismo les traigo el carro de amontillados viejos y les ofreceré unas cuantas opciones que a bien seguro serán de su interés.

Esta podría ser una conversación tipo en un restaurante en el cual se valorasen en extremo los tesoros enológicos que tenemos en Andalucía occidental. Claro está, esto es un sueño. O si lo preferís, una proyección de futuro.

A día de hoy difícilmente encontraremos en todo el territorio nacional un puñado de restaurantes que ofrezcan este servicio. Con suerte, lo más probable es que solo dispongan de un fino y un pedro ximénez, y que según la proximidad geográfica o cultural a Cádiz o Córdoba, estos vinos sean de Jerez o de Montilla-Moriles. Y sobre las copas: sin comentarios. No obstante, esta tendencia está cambiando   y para bien!

¿Jerez o Montilla? Es una pregunta que permite infinidad de respuestas. Aventurarse a estos dos universos vínicos, con multitud de similitudes y diferencias, es empezar un camino inacabable, magnífico, lleno de satisfacciones y de sorpresas. ¿Os atrevéis?

En próximos posts iremos desgranando algunas de las particularidades de los vinos de estas dos zonas. Pondremos sobre la mesa información que te resulte útil, tanto para facilitarte la compresión de las diferentes tipologías de vino, como para que te sientas cómodo a la hora de su elección y momento de consumo.

¡Salud!