¡Vive el Vino! - El blog de eComprarVino

Porqué no se debe beber jerez en copas de jerez

18 Noviembre, 2016

Porqué no se debe beber jerez en copas de jerez

No hay duda al respecto, los vinos de Jerez están de moda. Hubo un tiempo en que pensamos que era una bebida sólo para nuestra abuelita, pero ya se ha convertido en uno de los vinos favoritos de los top sommeliers, los mixologists y los que les gustan estar a la moda.

Aunque es verdad que todavía es un perfecto desconocido para las masas, y de él se sabe vagamente que se toma en Navidad, y poco más.

Afortunadamente, ahora estamos despertando a la verdadera naturaleza del jerez: Un vino maravillosamente variado y versátil. Ligeramente fortificados, algunos sherries son los vinos blancos más secos que encontraremos, mientras que otros serán completamente dulces. Algunos son ligeros, otros son cremosos y algunos son salados. ¡Hay un jerez para todos los gustos!

Mientras que el jerez solía beberse estrictamente como un aperitivo o un digestivo, ahora estamos despertando a las alegrías de disfrutar una Manzanilla, un Amontillado o un Moscatel como parte de una comida.

Pero, cuando se trata de copas de jerez, por lo general pensamos en sólo un tipo: Los diminutos vasos en forma de tulipán que la abuela utilizaba, y que se estrechaban antes de ensancharse en el borde. Por supuesto, estos pequeños vasos de jerez pueden llegar a ser hermosos. Muchos están grabados con bonitos patrones. Tal artesanía fina en objetos tan delicados es impresionante.

Pero servir un sherry en este tipo de vasos en forma de tulipán no le hace ningún favor. Beberlo desde un vaso demasiado estrecho significa que no se pueden apreciar los aromas del jerez.

La copa adecuada te ayudará a sacar el máximo provecho de este vino todavía poco valorado. Te ayudará a apreciar plenamente la acidez de un fino o el encantador sabor a nuez de un amontillado. Un vaso demasiado pequeño, y tu nariz no podrá apreciar todos estos deliciosos aromas.

A veces, lo más simple es lo mejor. Puedes servirlos en copas de vino blanco o de champagne, aunque realmente es mucho mejor invertir en copas finas especialmente diseñadas para mejorar los aromas y los sabores.

Hay todo tipo de reglas sobre las formas de las copas. Pero a veces, las reglas se hacen para ser rotas. A medida que más mixólogos cambian a la versatilidad del jerez, se está convirtiendo en una plétora de cócteles. Por lo tanto, puedes encontrar tu jerez que se sirve en un lowball o un vaso de Martini. Cualquiera que sea el vaso que lo bebas, ¡disfruta!

Es importante destacar que no se debe llenar el vaso más de la mitad o el vino no tendrá la oportunidad de florecer, respirar y liberar sus aromas a medida que agitas las copa. Después de todo, siempre se puede volver a llenar si deseas más.