¡Vive el Vino! - El blog de eComprarVino

Porqué no puedes hacer champagne en casa

14 Febrero, 2017

Porqué no puedes hacer champagne en casa

Hay personas que elaboran su propio vino en casa. Ciertamente, no es lo más usual, pero hay algunos aficionados que, por una u otra razón (poseen pequeños viñedos, les gusta experimentar, etc) compran kits de vino para este fin.

Los fundamentos de la elaboración del vino son relativamente sencillos. Se recogen algunas uvas y se convierten los azúcares naturales de las mismas en alcohol a través de la fermentación. Está claro que es una simplificación excesiva, pero básicamente se trata de eso. Si después ya quieres tener un buen vino, la cosa se complica mucho más.

 

Elaborar champagne

¿Entonces, podrías pensar que sería lo mismo para el champagne? Bueno, te vamos a explicar porqué no puedes elaborar champagne en casa, a menos que seas un multimillonario excéntrico 😉 Legalmente, solo puedes llamar champagne a un vino espumoso elaborado en la región francesa de Champagne, por lo que lo primero que tendrías que hacer es comprar un viñedo en la región (que no es exactamente barato). Después tendrás que tener una bodega para la elaboración y unas instalaciones para el envejecimiento. Evidentemente, deberás seguir las estrictas directrices definidas por el organismo regulador de Champagne. Aunque tengas todo esto, nada te asegura que vas a elaborar un buen champán, o decente al menos, así que quizá es mejor dejarlo a los profesionales, ¿no?

Pero al menos, lo que sí que podemos hacer sin mucho esfuerzo, es entender el proceso de elaboración. Algunos vinos espumosos procedentes de otras regiones, especialmente el cava, se elaboran de la misma forma que el champán, bajo el denominado “método tradicional“.

 

El método tradicional

El método tradicional para la elaboración del champagne o del cava es un proceso complejo, costoso y que consume mucho tiempo. No vamos a entrar en detalles excesivos, pero esperamos que esta pequeña guía te ayudará a apreciar cuánto trabajo hay detrás de cada botella. Este proceso puede explicar, en parte al menos, porqué el champagne es tan caro. Los pasos a seguir, de forma esquemática, son:

  1. Recoger las uvas y presionarlas suavemente para liberar el jugo.
  2. Tiene lugar la fermentación alcohólica (primaria). Por lo general en tanques de acero inoxidable y bajo estrictos controles de temperatura, los azúcares de la uva se convierten en alcohol y forman lo que se llama el vino de base.
  3. Se produce la mezcla, donde los vinos de base de la añada actual se mezclan con los de otros años para lograr el estilo y equilibrio deseables. Muchas maisons de Champagne guardan un gran número de vinos base para hacer su mezcla.
  4. Tiene lugar la fermentación secundaria. Esto es lo que da lugar al vino espumoso, y se logra mediante el embotellado de la mezcla junto a una mezcla especial (que incluye levadura) conocida como liqueur de tirage. La botella se sella con un tapón temporal y se almacena entre 10 ° y 12 ° C. La fermentación secundaria se produce en la botella durante unas ocho semanas, generando CO2 que se disuelve en el vino creando las burbujas.
  5. Las células de levadura mueren y forman un sedimento de “lías” en un proceso llamado autolisis de la levadura. Las lías pueden impartir sabores de levadura y mantener el vino fresco, aunque en última instancia tendrán que ser eliminadas mediante el degüelle.
  6. Después de haber sido desprendido y retirado el tapón temporal, el vino ahora debe ser corchado. Antes de eso, el vino se remata con una mezcla llamada liqueur d’expédition, más comúnmente conocida como “dosage“. Esta mezcla puede incluir azúcar e impacta en el nivel de dulzor final del vino. El corcho se ajusta y se fija con una jaula de alambre.
  7. El vino espumoso terminado pasa a envejecerse en la botella. Esto permite que el vino se asiente y se desarrollen otros caracteres antes de su puesta a la venta.
  8. El vino se pone en el mercado, alguien lo compra, abre la botella, y disfruta del resultado!

 

Así que ahí lo tienes. Simple, ¿eh? ¿Alguna vez has tratado de hacer tu propio vino en casa? ¡Nos encantaría escuchar tus experiencias!

1 comentario

Deja un comentario

*