¡Vive el Vino! - El blog de eComprarVino

Porqué el Pedro Ximénez es el único vino de postre que necesitarás

29 noviembre, 2016

Porqué el Pedro Ximénez es el único vino de postre que necesitarás

El vino de Jerez cayó en desuso en los últimos años, principalmente debido a las enfermizas variedades dulces que saturaron el mercado en los años 60 y 70.

Afortunadamente, ahora estamos despertando a las delicias del jerez como la bebida absolutamente única, deliciosa y versátil que es. Y el Pedro Ximénez es el vino de jerez más útil que hay.

Un vino de postre intensamente dulce y oscuro, que se elabora secando las uvas bajo el ardiente sol del sur de España para concentrar así toda la dulzura. El resultado es un vino espeso y untuoso que puede hacer frente a casi cualquier postre. De hecho, casi huele a un postre. Obtendrás notas dulces de frutos secos como pasas e higos acompañados con mieles, café, chocolate negro y regaliz.

En la boca, el Pedro Ximénez es aterciopelado, dulce y almibarado pero con suficiente acidez para aportarle complejidad.

Qué maridar con un Pedro Ximénez

El chocolate y el vino son notoriamente difíciles de emparejar juntos. Hay mucha gente lo intenta con un vino tinto como un Pinot Noir o un Cabernet Sauvignon, pero es muy posible que esta mezcla no esté a la altura. El chocolate da riqueza al paladar, algo de grasa y dulzura, pero un vino tinto seco toma toda la grasa y la dulzura dejando un sabor amargo. Además, el chocolate enmascara en cierta medida los sabores afrutados en el vino.

En su lugar, la clave es maridar dulzura con dulzura. Los vinos vintage de Oporto son una opción, pero una mejor es un Pedro Ximénez, que pone de manifiesto la dulzura natural del chocolate, mientras que también limpia el paladar para que esté listo para el próximo goloso bocado.

Puedes maridar un vino joven de Pedro Ximénez para un postre abundante en chocolate como un fondant o un brownie. Los PXs más jóvenes también se asocian bien con tortitas dulces o, si eres más un amante de una tabla de quesos, con quesos con hierbas, especias o chile.

Si prefieres los postres con menos chocolate, busca PXs más antiguos. Los sabores almibarados se complementan perfectamente bien con los de una crème brulee, una tarta de queso o una panna cotta. También es perfecto para aquellos que aman el queso azul.

Otro postre sencillo y que resulta espectacular es añadir a tu bola de delicioso helado de vainilla o dulce de leche unas gotitas de PX por encima. !Esto hará las delicias de tus invitados y no te costará nada!

1 comentario

Deja un comentario

*