¡Vive el Vino! - El blog de eComprarVino

¿Porqué deberías probar el Château Ducru-Beaucaillou?

29 Mayo, 2017

¿Porqué deberías probar el Château Ducru-Beaucaillou?

El Château Ducru-Beaucaillou es uno de los mejores vinos del mundo. Ubicada en la denominación St. Juliene, en Burdeos, Francia, la propiedad ha estado elaborando vino desde el siglo XVII. Goza de una reputación estelar de forma merecida, pero sus vinos no son baratos. Algunas personas nunca gastarán cientos de euros en una botella de vino, y eso está bien. Otros no se lo pensarían dos veces en gastar eso o más en estos vinos premium.

Para aquellos de vosotros que podríais estar tentados pero que no estáis completamente convencidos, hemos elaborado esta pequeña guía práctica. Os contaremos un poco sobre la finca y os daremos algunas buenas razones para rascaros el bolsillo en una botella de este vino de gran éxito de Burdeos.

 

Château Ducru-Beaucaillou: lo básico

Antes de entrar en el porqué, vamos a echar un rápido vistazo al qué.

  • Es miembro del Grand Cru Classé

Ducru-Beaucaillou fue clasificado como un “segundo cru” en la famosa clasificación 1855 de Burdeos. Este ranking lo sitúa un nivel por debajo de los legendarios “premier cru”, como Château Margaux o Château Mouton Rothschild.

  • Es un “Super Segundo”

Más allá de su clasificación oficial, Ducru-Beaucaillou pertenece a una agrupación informal y no oficial de exclusivos “châteaus” conocidos como “Super Segundos“. Tiene como compañeros a otras fincas como Château Palmer, Château Léoville Las Cases o Château Cos d’Estournel. Estas bodegas son capaces de producir vinos de calidad “premier cru” a precios relativamente más asequibles.

 

3 razones por las que deberías estar bebiendo Ducru-Beaucaillou

Realmente, hay una serie de buenas razones para comprar una botella de este vino. El único argumento verdaderamente serio en contra es el precio, pero incluso con un precio tan alto, puede ofrecer un valor muy aceptable. Aquellos que ya han probado este hermoso Bordeaux necesitarán poco convencimiento, pero para aquellos que tengan cualquier duda, deberían considerar:

1.- ¡De dónde procede!

La palabra “terroir” puede parecer aterradora. Es una palabra francesa que significa mucho más que “terruño”. En esencia, se refiere a un producto, en este caso un vino, que tiene un sentido de lugar, y expresa el área específica del cual procede. Ducru-Beaucaillou proviene de un viñedo de 90 hectáreas frente al río Gironde en St. Julien. La gente del lugar dice que los mejores vinos se producen a partir de viñedos ribereños. También tiene buenos vecinos: al sur se encuentra Château Beychevelle, y al norte Château Léoville Barton.

Compra una botella de Château Ducru-Beaucaillou 2006 y prueba su “terroir”: aunque predomina la Cabernet Sauvignon, nunca es abrumadora. ¡Aquí hay una finura que simplemente no se podría lograr en ningún otro lugar!

2.- ¡A los críticos les encanta!

Para los profesionales de la industria del vino, hay pocas fincas cuya reputación tengan el caché de Ducru-Beaucaillou. Robert Parker ha puntuado estos vinos con algunas notas muy altas, ¡calificando la cosecha 2009 con unos perfectos 100 puntos!. Cualquier persona que disfruta con el buen vino sabe lo que significa una puntuación de 100 puntos: en el lado positivo, se le garantiza un vino excepcional, sin embargo, el precio va a ser alto.

Pero en su lugar podemos mirar el Château Ducru-Beaucaillou 2005. Con 97 puntos Parker, este es un vino de primera categoría, y costará bastante menos que el 2009.

3.- ¡Todos a la mesa!

El Ducru-Beaucaillou es un excelente vino para maridar con diversas comidas. La finca está dirigida por el pintoresco Bruno Borie, que es muy conocido por organizar cenas en el castillo, y “ensuciarse” las manos en la cocina. No es ninguna sorpresa, entonces, que el vino en sí es especialmente agradable a la comida. Combinar el vino de Burdeos con la comida es uno de los grandes placeres de la vida, y el Ducru-Beaucaillou es un ejemplo. Cada cosecha tiene sus propias características únicas, por supuesto, pero no hay nada como maridar un Burdeos maduro con exquisita receta.

Coge una botella de Château Ducru-Beaucaillou 1995, un vino elegante de una cosecha excelente que ahora está en un bello punto de su vida, y tómalo con algo especial: quizá un foie gras pôele o un entrecôte à la Bordelaise. ¡Y buen provecho!

 

¿Quieres saber más sobre vinos como el Ducru-Beaucaillou? ¡Descubre todos los artículos relacionados con los vinos de Burdeos de nuestro blog!

 

No hay comentarios

Deja un comentario

*