¡Vive el Vino! - El blog de eComprarVino

¿Por qué hay que calentar el vino?

2 Junio, 2017

¿Por qué hay que calentar el vino?

¿Alguna vez has tenido que calentar una botella de vino? Servir el vino a la temperatura correcta es uno de los grandes retos en el servicio de restaurante, pero no es algo que a menudo pensemos al beber vino en casa. La verdad es que tendemos a no preocuparnos demasiado sobre esto: sacamos el vino blanco de la nevera, lo abrimos, y a la mesa…

 

Temperaturas de servicio del vino

Dejando de lado las preferencias personales de cada uno, se recomiendan rangos de temperatura para cada estilo de vino. No necesitamos llevar con nosotros un termómetro o algo similar, pero familiarizarse con estos datos te ayudará a saber cuando es posible que tengas que “calentar” el vino tinto o enfriar el vino blanco.

En su día ya hablamos más detalladamente en otro post de la temperatura ideal del vino y porqué es tan importante tenerla en cuenta, así que no vamos a repetir lo mismo aquí, pero si que nos gustaría recalcar y recordar que ¡no siempre hay que enfriar el vino!

 

¿Por qué necesitarías calentar el vino tinto?

Como hemos dicho antes, y sobretodo en época veraniega, somos muy propensos a meter el vino en la nevera antes de beberlo. Hay ciertos casos, como en los vinos blancos, que esto es incluso aconsejable, pero en los vinos tintos tenemos que ir con cuidado. Si vives en Murcia o en Sevilla, no podemos beber un vino tinto a “temperatura ambiente”, ya que estará a más temperatura de la deseada. Bien, lo metemos en la nevera. Pero, claro, ¿cuánto tiempo debe estar enfriándose? No serás la primera persona, ni la última, a la que se le ha enfriado demasiado el vino tinto.

 

¿Cómo calentamos rápidamente el vino tinto?

Por suerte, podemos superar fácilmente el problema de si el vino tinto está demasiado frío. La solución es sencilla, y no necesitamos ningún artilugio extraño.

  • Consejo del día: Para calentar tu vino tinto, coge la botella entre tus brazos.¡Si! Nuestro calor corporal irá calentando el vino de forma natural y suavemente hasta que lo tengas a la temperatura adecuada.

Si alguna vez te has preguntado porqué se supone que debemos sostener la copa de vino por el tallo en lugar del tazón, esto es una parte de la razón: la mayoría de las veces, no queremos hacer que nuestro vino se caliente, ¡por lo que debemos mantener nuestras palmas sudorosas bien lejos! Sin embargo, cuando todo lo demás falla y necesitamos calentar el vino rápidamente, así es como hay que hacerlo.

¿Quieres más consejos sobre el vino? ¡Aquí tienes un montón de literatura para leer!

 

No hay comentarios

Deja un comentario

*