¡Vive el Vino! - El blog de eComprarVino

Por qué es importante el corcho para el vino

26 junio, 2014

corchos

Procedente de la corteza del alcornoque, el corcho es un tejido ligero, poroso e impermeable; cualidades que lo convierten en el material idóneo para el cierre de las botellas de vino.

Su origen se remonta a mediados del s. XVIII y su uso se extiende rápidamente gracias al monje Dom Pereignon la Champagne. El religioso se da cuenta de que el corcho evita que el carbónico (producido por la segunda fermentación en botella) lance por los aires el tapón al expandirse y contraerse con los cambios de temperatura; ajustándose al cuello de la botella.

Las condiciones climáticas externas influyen en el estado del corcho; así la falta de humedad reseca y provoca la aparición de poros que representa un peligro de oxidación en exceso. Por el contrario, demasiada humedad puede producir hongos en la parte superior del tapón.

El corcho es el material perfecto para los vinos de guarda, los cuales han tenido una crianza larga y que necesitan bastante tiempo en botella para que terminen de ensamblar todos los elementos y lograr un mayor equilibrio. En este caso, el tapón de corcho se hace indispensable ya que, al no cerrar herméticamente el recipiente, se produce una microoxigenación que logra que el vino siga evolucionando de forma lenta y pausada.

En líneas generales, el corcho se ha convertido en el compañero ideal para las botellas de vino aunque también presenta sus inconvenientes como la contaminación por TCA; un riesgo posible si éste no es de buena calidad.

Actualmente, se tiende a sustituirlo por tapones de otros materiales en los vinos jóvenes (Lolo 2011 o Artazuri Tinto 2012) , como puede ser el tapón de silicona o los de rosca, que ofrecen, hasta la fecha, buenos resultados. Sin embargo, cuando hablamos de grandes vinos con muchos meses de crianza como Teso La Monja 2009 o Vega Sicilia 1973, la mejor solución para conseguir que el producto siga evolucionando positivamente sigue siendo el clásico tapón de corcho.

No hay comentarios

Deja un comentario

*