¡Vive el Vino! - El blog de eComprarVino

¿Por qué el vino Pingus es tan caro?

1 septiembre, 2017

¿Por qué el vino Pingus es tan caro?

¿Alguna vez has probado un Pingus? Dominio de Pingus es, sin duda, una de las mejores bodegas de España, y del mundo. Desde su pequeño viñedo en la Ribera del Duero, elabora algunos de los mejores vinos tintos del mundo. A pesar de todo su prestigio y fama, sin embargo, pocos winelovers tienen la oportunidad de degustar un vino Pingus. Fundamentalmente, esto se reduce a dos razones: es escaso y es caro.

Pero, ¿qué hace que el vino Pingus sea tan especial? Echemos un vistazo más de cerca y trataremos de averiguarlo.

 

¿Por qué debería probar un Pingus?

La respuesta simple es que Pingus es uno de los mejores vinos del mundo. En su región nativa de la Ribera del Duero sólo hay otro vino que realmente se acerca: Vega Sicilia. El hecho de que Vega Sicilia produzca grandes vinos desde 1864 y sea quizás el vino español más emblemático de todos los tiempos nos indica que el Pingus es algo muy especial.

 

Pero ¿qué hace que el Pingus sea tan especial (leáse: caro)?

Pingus goza de una reputación estelar en todo el mundo, así que tiene que haber alguna razón lógica por la que el vino Pingus esté en un pedestal. De hecho, hay muchas razones para ello, y aquí te presentamos cinco de las que consideramos más importantes:

Peter Sisseck

Fundador de la bodega Dominio de Pingus, el enólogo danés Peter Sisseck es una leyenda viva en el mundo del vino. Con una amplia experiencia en Burdeos y más tarde en Hacienda Monasterio, Sisseck fundó Pingus en 1995, y el resto es historia.

El viñedo

El vino Pingus proviene de un par de pequeñas parcelas vitivinícolas en la Ribera del Duero exclusivamente plantadas con viñas viejas. Algunas vides tienen más de 70 años y nunca han sido tratadas con fertilizantes u otras productos químicos. La tierra de los viñedos de Pingus es pura, sin adulterar.

Biodinámica

Sisseck ha estado haciendo vino biodinámico en Pingus desde el año 2000. La biodinámica es una rama de la agricultura orgánica que lleva la ecología vinícola al extremo. En esencia, el viticultor biodinámico trata a su viña como un organismo vivo y autónomo. Hay todo tipo de prácticas extrañas y a veces polémicas, pero suele terminar con el viticultor en seria sintonía con la tierra, conociendo cada palmo de parcela de terreno por dentro y por fuera. También requiere mucho tiempo y mano de obra, lo que generalmente hace que el coste de producción aumente.

Escala

La producción de vino Pingus es pequeña, por decirlo suavemente. De la pequeña tierra de viñedo, alrededor de 4 hectáreas en total, hay rendimientos excepcionalmente bajos. El rendimiento medio es de sólo 12 hectolitros de vino por hectárea de tierra, lo cual es microscópico. Un château de Burdeos suele tener unos rendimientos de cerca de 50 hectolitros por hectárea, y con un un área de viñedo considerablemente mayor. Además, algunos de estos productores tienen precios todavía más caros que los de Pingus.

Reconocimiento de la crítica

El vino Pingus recibe generalmente altas puntuaciones de Robert Parker (en The Wine Advocate) y de los demás críticos vinícolas del mundo. Tres vinos Pingus han recibido los perfectos 100 puntos de Robert Parker (las añadas 2004, 2012 y 2014) y un montón de 99 y 98 puntos. Eso hace que la demanda se dispare, y claro, el precio también.

 

Cómo disfrutar del vino Pingus

El vino es para disfrutar, y por lo general, no debes preocuparte demasiado acerca de degustar un vino “correctamente”. Debes servir y beber el vino de la manera que te hace feliz, y eso es todo. Dicho esto, cuando se trata de algo como un Pingus, uno de los grandes vinos del mundo, probablemente deberías tomarte las cosas un poco más en serio. Si vas a gastar cientos o miles de euros en una botella, ¡querrás aprovechar al máximo!. Aquí tienes los tres principales consejos que podemos darte para gozar de un vino top de Dominio de Pingus, el Pingus 2012.

Pingus

Conservar, servir y degustar el Pingus

Pingus 2012 es un vino con mayúsculas. Con 100 puntos de The Wine Advocate y 98 de la Guía Peñín, su precio de 1.500 euros por botella no nos parece excesivo, teniendo en cuenta los vinos mucho más caros que hay por ahí y que no le llegan a éste ni a la suela de los zapatos. Si consigues una de las escasas botellas disponibles, ten en cuenta estos consejos:

Conservación del vino

Si tienes la suerte de tener un vino como Pingus, seguramente ya tendrás una bodega en casa perfectamente acondicionada, o al menos tendrás una de las muchas vinotecas disponibles en el mercado. Si es así, tienes asegurada la perfecta conservación de tus mejores vinos. Si no es así, ¡compra una vinoteca inmediatamente!, ¿o acaso quieres que tu Pingus se estropee por no haberlo guardado correctamente?

Servicio del vino

Cuando llegue el momento de servir este Pingus, vas a querer mostrarlo en su mejor momento. Para ello, debes ponerlo en posición vertical unas horas antes de servirlo. Esto permitirá que todo el sedimento caiga al fondo de la botella, haciéndolo más fácil de decantar. Recuerda decantar el vino una o dos horas antes de beberlo para que tenga tiempo de airearse y de mostrar sus mejores cualidades.

Degustar el vino

La degustación de vinos es una experiencia personal. Nuestra única instrucción aquí es que saborees cada gota, ¡porque este vino vale la pena!. Usa tus ojos, tu nariz y tu boca para empaparte bien de cada matiz, textura y aroma que este vino te ofrecerá. Al fin y al cabo, ¡estamos hablando de uno de los mejores vinos del mundo!

 

No hay comentarios

Deja un comentario

*