¡Vive el Vino! - El blog de eComprarVino

Neal Martin, de la revista de Robert Parker, visita España (I)

9 Mayo, 2013

Recientemente se han publicado varios artículos en la revista de Robert Parker al respecto de Denominaciones de Origen españolas. Neal Martin ha visitado Toro, Cigales, La Mancha y Ribera del Júcar. A continuación resumimos los dos primeros:

DO Toro

Esta denominación fue concedida el 26 de Mayo de 1987 y su consejo regulador permite la producción de vinos blancos, rosados y tintos que pueden ser etiquetados como Joven, Crianza, Reserva y Gran Reserva.

Nacen en un clima seco en el que sólo las vides jóvenes se riegan, dando lugar a un sistema de raíces muy profundo. Este clima se caracteriza por temperaturas frías en invierno que contrastan con otras muy calurosas en verano, lo que en mucha ocasiones supone un gran reto a la hora de regular la madurez.

En estas condiciones se cultivan cuatro variedades de uvas, dos blancas: Malvasia y Verdejo y dos variedades tintas: Garnacha, y la más importante: Tempranillo. El consejo regulador estima  que aproximadamente 5000 hectáreas de uvas tintas, tienen más de 65 años de edad, lo cual sustenta a Toro como un proveedor de vino de gran calidad.

Son vinos que se someten a una maceración corta y suave en barricas de roble, normalmente de origen francés, esto unido a su clima  y la concentración de la fruta convierte a los vinos de toro en un caldo profundamente coloreado, maduro y afrutado que alcanza su apogeo en niveles superiores al 14.5% de alcohol.

Pero no sólo estos vinos han gustado a Neal Martin, él destaca la cantidad de jóvenes enólogos que comienzan a entender la calidad y el potencial que tienen entre sus manos, vinos de mucho cuerpo, afrutados y cargados de riqueza, para lo que augura una posición sólida de cara al futuro.

Cigales: una región fuera del tiempo

Cigales es a menudo visto como el hermano pequeño de Toro y Ribera del Duero y conocido por su vino rosado, lo que hace que tal vez lo consumidores no le hayan dado la importancia que merece.

Esta DO comprende una mezcla de variedades de uvas blancas y rojas que se plantaron hace muchos años sin demasiado orden, juntando hasta 20 cepas en una pequeña parcela. Pero los tiempos han cambiado y también lo ha hecho Cigales.
Aunque su  calidad no alcanza los picos de Toro o Ribera de Duero, Cigales ofrece un puñado de tintos maravillosos que vale la pena  probar.

Nacen en tierras bastante altas y rodeados de pequeños pueblos a la sombra de antiguos castillos e iglesias. Con unos veranos más suaves que Toro y unos inviernos más fríos se generan unos vinos que tienen a un mayor grado de acidez natural, pero también más estructura.

Esta denominación de origen, reconocida en 1991, recoge sobre todo uvas de la variedad Tempranillo, que suponen un 83% de la plantación y que complementan con un 10.5% de Garnacha y pequeñas parcela de variedades de Burdeos. Las uvas blancas tienden a ser Albillo o Verdejo.

Para Neal Martin, se trata de una tierra con gran potencial, que seguramente haya sido en parte bloqueada por la importancia de Toro y Ribera del Duero, pero que de poner en marcha un estándar de calidad fiable y una red de distribución adecuada para su vino blanco, puede llegar a hacerse un hueco en la mente del consumidor y así, a más largo plazo empezar a sacar partido a las parcelas de vid antigua.

Toda una tierra de oportunidades y un descubrimiento para Martin.

No hay comentarios

Deja un comentario

*