¡Vive el Vino! - El blog de eComprarVino

Más allá del Fino: La versatilidad de los vinos de Jerez

27 septiembre, 2016

Más allá del Fino: La versatilidad de los vinos de Jerez

La región vinícola de Jerez, también conocida como “Sherry” o “Xérès”, sorprendentemente es capaz de producir una amplia gama de estilos de vino. Por razones de tradición y tal vez por la distribución, sin embargo, no mucha gente fuera de la región los conocen. Para muchos, un vino de Jerez es exclusivamente para las mujeres ancianas en Navidad, o un ingrediente de cocina no más apetecible que el vinagre de vino tinto. Aunque un Fino en Navidad puede ser una tradición para algunos (o estereotipo para otros), y cualquier cocinero decente ha utilizado alguna vez un Jerez, la región y sus vinos tienen mucho más que ofrecer.

Conoce más sobre la región de Jerez.

Más allá del Fino

Los vinos de Jerez pueden ser confusos para muchos consumidores. Incluso los amantes del vino que pueden ser expertos en Rioja, Toro o Ribera del Duero, pueden tener problemas para entender la región. Marcas como Osborne, Croft Sherry o Bristol Cream de Harvey ofrecen al consumidor un producto fiable. El estilo de estos vinos es bastante seguro y no especialmente aventurero. Algunos se han hecho específicamente para atender a los gustos de cada mercado, tales como el Reino Unido. Estas marcas pueden ofrecer al consumidor una introducción a la categoría Sherry, pero no ofrecen una imagen completa. Aquellos que buscan comprender mejor la versatilidad de los vinos de Jerez tendrán que mirar más allá del típico Fino o de productos similares.

Tipos de Sherry

Los vinos de Jerez son complejos y pueden ser difíciles de entender. La mejor manera para que puedas apreciar realmente estos vinos es por la propia degustación de los mismos, pero puede ser difícil saber por dónde empezar. Podríamos escribir un libro entero sobre los diferentes tipos de vinos de Jerez, pero por ahora vamos a empezar con lo básico. Podemos identificar dos estilos principales de los vinos de Jerez: los que han envejecido biológicamente y aquellos que han sido envejecidos por oxidación. Entre ellos, existe una variedad de estilos que detallamos ahora.

Crianza biológica

Estos vinos han sido envejecidos bajo una capa de levadura conocida como “flor”, e incluyen las subcategorías fino y manzanilla. Si quieres probar algo que merece la pena, no dejes pasar el Hidalgo Fino o la Manzanilla La Guita. Estas son expresiones típicas de sus respectivos estilos y marcan un punto de partida interesante.

Crianza oxidativa

Estos vinos, conocidos como Olorosos, envejecen sin una capa de flor, están en contacto con el oxígeno y por eso se llaman envejecidos por oxidación. Gran Barquero Oloroso o Piedra Luenga Oloroso te mostrarán la tipicidad de este estilo.

Entre ellos

En medio de estos dos estilos podemos encontrar los estilos intermedios de Amontillado y Palo Cortado. Comienzan su crianza biológico, con el tiempo pierden su flor y terminan su envejecimiento por oxidación. Prueba un Gran Barquero Amontillado o un Colección Roberto Amillo Palo Cortado para tener una idea de cómo estas categorías muestran características tanto de los vinos biológicos como de los oxidativos para crear sus propios perfiles de sabores únicos.

Jerez dulce

Los vinos de jerez que portan las etiquetas Fino, Manzanilla, Oloroso, Amontillado y Palo Cortado son de estilo seco. Sin embargo, hay disponible también una serie de vinos de jerez de estilo dulce. Pedro Ximénez y Moscatel, a partir de la uva del mismo nombre, son naturalmente dulces. Cream Sherry (también conocido como Dulce) es un tipo de edulcorante artificial. El Alvear Pedro Ximénez ilustrará el estilo natural, mientras que Marqués de Poley Cream PX ofrecerá una interesante comparación de una expresión con edulcorante artificial de la misma variedad de uva.

Para seguir aprendiendo sobre los vinos de Jerez, visita el sitio oficial de Vinos de Jerez.