¡Vive el Vino! - El blog de eComprarVino

Maridajes sorprendentes para el Coto de Imaz

5 junio, 2017

Maridajes sorprendentes para el Coto de Imaz

Hemos abierto una botella de Coto de Imaz para un pequeño experimento, y vas a querer ver lo que hemos hecho.

Hay mucha tradición en el mundo del vino, y el vino de Rioja no es una excepción. Hay muchas reglas antiguas transmitidas a través de generaciones para maridar cualquier tipo de vino. Esto no está mal, ni mucho menos. De hecho, si esas reglas siguen vigentes, es porque funcionan. Sin embargo, las combinaciones clásicas no son el único camino a seguir, y ahí es donde entra nuestra botella de Coto de Imaz.

 

Cata del Coto de Imaz Reserva

Este vino está elaborado por El Coto de Rioja, una destacada bodega con viñedos en la subzona de la Rioja Alta. Para nosotros, el Coto de Imaz Reserva es un ejemplo bastante típico del estilo Rioja Reserva, así que por eso lo escogimos para nuestro pequeño experimento.

Este vino es 100% Tempranillo, envejecido durante 17 meses en roble americano y otros tres años en botella.

  • Intenso color cereza y borde granate.
  • En nariz presenta variedad de matices aromáticos, fruta madura y cacao fino.
  • En boca muestra una buena estructura, con un potente ataque, es aterciopelado, con taninos maduros y una acidez equilibrada.

 

Maridaje del vino de Rioja

No es un término especialmente científico, pero el de Rioja es tradicionalmente un gran “vino de carne”. Mezcla un tinto Rioja con carne asada, cordero o carne a la barbacoa, y no te equivocarás. Estos son maridajes más que probados, y no te defraudarán. El Coto de Imaz Reserva se ajusta perfectamente a esto, así que si eres más tradicional, entonces no busques más.

Sin embargo, si quieres algo un poco diferente con tu Rioja, estás en el lugar correcto…

 

3 comidas sorprendentes para el Coto de Imaz

Los maridajes no tienen que seguir la tradición para ser buenos. Cambiando algunas cosas, con una mente abierta y algo de experimentación, te sorprenderás de lo fantásticas que pueden ser algunas combinaciones no tradicionales.

Aquí van nuestras 3 recomendaciones que te podrán sorprender:

1. Coto de Imaz con pescado

El típico “fish and chips” británico es una deliciosa comida salada y grasienta. No es tradicionalmente el tipo de comida que emparejarías con cualquier vino, y aún menos con un Rioja tinto. El pescado y el vino tinto puede ser complicado, y además, es un plato bastante informal. Pero lo creas o no: ¡funciona! La salinidad del plato aumenta el cuerpo del vino y la sensación en la boca, mientras que minimiza la acidez y el tanino. Además, el pescado grasiento y ahumado tiene más cuerpo que un simple pescado blanco. No es perfecto con el vino tinto, pero no es abrumador.

  • El veredicto:

No es la mejor combinación del mundo, ¡pero no está mal!

2. Coto de Imaz con espagueti a la boloñesa

Maridar comida italiana y vino español puede ser controvertido para algunos lectores italianos o españoles, ¡pero lo recomendamos seriamente!

Nuestro Coto de Imaz tiene una acidez bien integrada, y la salsa boloñesa a base de tomate es rica en acidez. El resultado es que notamos menos la acidez del vino y más su cuerpo y su fruta.

  • El veredicto:

Muy agradable y, de hecho, ¡muy recomendable!

3. Coto de Imaz Rioja con bretzels

No creo que encuentres esta opción en ningún restaurante de lujo, ¡pero es perfecta para una tarde de domingo en casa! Los bretzels son un bocado maravillosamente salado, y cuando se enfrentan a nuestro Rioja Reserva, ponen de relieve el cuerpo suave del vino y la fruta mientras minimizan el tanino y la acidez.

  • El veredicto:

No vas a ganar ningún elogio de los chefs gastronómicos, ¡pero este es un sólido emparejamiento!

 

Un maridaje para todos los gustos

Recuerda esto: incluso las combinaciones técnicamente más “correctas” no serán perfectas para todos los gustos. Los gustos y percepciones humanos varían mucho, por lo que ten esto siempre en cuenta. Por suerte, para gustos, colores, así que una gran manera de aprender sobre tus propios gustos y preferencias es llevar a cabo experimentos como éste. Elige una botella y mézclala con algunos alimentos muy diferentes. Comprobarás por tí mismo lo que funciona y lo que no funciona. ¡Nunca dejes de aprender! ¡Y no nos hagas mucho caso con nuestras ideas de maridaje! 😉

 

 

No hay comentarios

Deja un comentario

*