¡Vive el Vino! - El blog de eComprarVino

Maridajes fantásticos para los vinos Merlot

2 Febrero, 2017

Maridajes fantásticos para los vinos Merlot

Merlot es una de las uvas de vino tinto más populares del mundo. Los buenos (y a menudo geniales) Merlot se elaboran en todo el mundo, desde Francia y España a los EE.UU., Chile y más allá. Esta uva produce vinos carnosos, redondos y flexibles, con abundantes sabores que nos recuerdan a bayas, ciruelas y grosellas. A pesar de que fue ninguneada por la famosa película “Entre copas”, la Merlot sigue siendo una uva crucial en la elaboración de algunos de los mejores vinos del mundo. Los vinos más caros de Burdeos, Petrus y Château Le Pin, por mencionar sólo dos ejemplos, son monovarietales de Merlot.

 

No todo el mundo puede darse el lujo de gastarse miles de euros en una botella de vino, así que afortunadamente hay grandes Merlot a precios increíblemente razonables. Y lo mejor de todo es que, además, combinan fantásticamente con una gran variedad de alimentos.

 

Maridajes ideales para los vinos Merlot

Los vinos Merlot son generalmente de cuerpo medio-alto, suaves y redondos en boca, con intensos sabores a frutas negras y una carnalidad en el paladar que invita a mezclarlo con la comida. La profundidad del vino significa que las mejores combinaciones son generalmente con platos más sustanciales y de peso, y que los alimentos más ligeros podrían ser dominados por el vino.

  • Las carnes asadas son fantásticas. Un clásico domingo de parrillada, con salsa y patatas asadas, mezclarán muy bien con un Burdeos. Decanta un gran Saint Emilion de una exitosa vendimia, como el Château Belair 2000. Ten cuidado porque este vino también tiene algo de Cabernet Franc en la mezcla, como muchos vinos de Saint Emilion. El estilo es característico, pero un poco más tánico y austero de lo que cabría esperar de un 100% Merlot. Contrarresta esto con una agradable salsa y disfruta.
  • Un jugoso filete, preparado de una forma sencilla. Combina esta magnífica carne con un buen Merlot, afrutado y con cuerpo. Para sorprender a tus invitados, prueba un Merlot español de una región menos conocida: el Abadal 5 Merlot, de la región de Plà de Bages, que tiene toda la complejidad requerida para acentuar la sencilla bondad de la carne.
  • Los platos de salsa a base de ciruelas armonizan maravillosamente con los sabores de ciruela del vino. Toma un pechuga de pato chino crujiente en salsa de ciruela junto a un Merlot aromático como el Santa Digna Merlot de Miguel Torres, del Valle Central de Chile. Este es una gran expresión del Merlot del Nuevo Mundo, con sabores de ciruela y una sorprendente dulzura en el paladar que realmente marida bien con la salsa de ciruela y el pato.
  • Los vegetarianos también pueden disfrutar del Merlot. El secreto es evitar las verduras crudas y más ligeras, y en su lugar optar por unas asadas y glaseadas. Pimientos y calabacines asados al horno, o zanahorias asadas con miel – aquí tienes muchas opciones. Necesitamos algo que tenga un cierto sabor y textura húmeda para hacer frente al vino. Elige tu verdura favorita y tómala con un Merlot maduro envejecido en roble como el Enate Merlot 2010.

No hay comentarios

Deja un comentario

*