¡Vive el Vino! - El blog de eComprarVino

Los vinos de Toro saben mejor en una copa de Toro

15 Febrero, 2017

Los vinos de Toro saben mejor en una copa de Toro

Los vinos de Toro son algunos de los más característicos del panorama vinícola nacional. Son potentes, con mucho cuerpo y complejos, con agradables sabores afrutados e intensos taninos. En su mayoría, están elaborados a partir de la variedad Tempranillo, conocida aquí como Tinta de Toro. Tienen un perfil único que es totalmente diferente de otros grandes vinos tintos como el Burdeos o el Shiraz australiano. Para aprovecharlo al máximo, los sumilleres prefieren servir estos vinos en una copa especial para los vinos de Toro.

 

¿Qué es una copa de Toro?

A menos que estés en la región de Toro, no oirás hablar explícitamente de una copa de Toro. Lo más probable, en cambio, es que sí que hayas oído hablar de una copa Tempranillo o de una Tinto Reserva. Sea cual sea su nombre, se trata de una pieza diseñada expresamente para acentuar las propiedades y sabores únicos de los vinos de Toro y de otros elaborados a base de Tempranillo. Coloquialmente se podría llamar una copa de Toro, una copa de Rioja o una copa de Ribera del Duero, dependiendo de donde estés.

Se trata una gran copa de vino tinto, con un fondo más ancho y un labio más estrecho. El tamaño exacto puede variar, ya que Riedel, el principal principal fabricante de copas de vino del mundo, ofrece tamaños ligeramente diferentes en función de la edad del vino:

  • Riedel Vinum Tempranillo es una copa más pequeña destinada a vinos más jóvenes, que han tenido poco o ningún envejecimiento en roble.
  • Riedel Sommeliers Tinto Reserva es una copa con un cuenco más grande, aunque de forma idéntica, y está pensada para cualquier vino de Tempranillo que sí ha tenido envejecimiento en roble.

 

Por qué el vino de Toro sabe mejor en su copa

La cata de vinos implica a la vista, el olfato y el sabor. La copa de Toro acentúa las propiedades del vino en cada uno de estos aspectos, asegurando que el vino podrá expresar lo mejor de sí mismo.

  • Visualmente, la copa grande y el cristal de alta calidad permite observar el brillante color rubí del vino.
  • El tazón se curva en la parte superior de una manera más extrema que otras copas de vino tinto. El labio es más estrecho que el fondo del tazón. Esto condensa todos los complejos aromas dentro de la copa, dándole una magnífica concentración de frutos rojos y notas de bayas para saborear.
  • El tazón grande permite al vino interactuar con el oxígeno, para suavizar los taninos particularmente asociados con los vinos Toro y los Tempranillo envejecidos. Esto asegura que en el paladar el vino es menos áspero y que puedes degustar los sabores sin ningún roble abrumador, madera o tanino excesivo.

 

Tres vinos de Toro para disfrutar

Éstos son tres de los mejores vinos de Toro para disfrutar en una copa de Toro:

  • Pintia 2010 envolverá tu copa con hermosos aromas de grosella negra, arándano y unos taninos muy bien integrados.
  • Numanthia 2010 debería ser decantado antes de servirlo, para explotar después dentro de la copa con unos potentes aromas frutales y un toque de aromas terciarios.
  • Teso la Monja 2009 es sin duda un vino de culto dentro de la región de Toro. Tan solo el hecho de degustar este vino ya es razón suficiente para comprar una o dos copas de Toro!

 

¿Tienes dudas sobre qué tipo de copas usar con tus vinos favoritos? Pregúntanos y te ayudaremos en todo lo posible.

No hay comentarios

Deja un comentario

*