¡Vive el Vino! - El blog de eComprarVino

Los vinos de Jumilla que no te puedes perder

20 febrero, 2017

Los vinos de Jumilla que no te puedes perder

En España tenemos la gran suerte de tener una inmensa variedad de tipos de vino, en una geografía relativamente pequeña. Desde los archi-conocidos tintos de Rioja o Ribera, pasando por los sabrosos blancos de Rueda o las Rías Baixas, hasta las centenarias estrellas de Jerez. Podemos decir que España es un país vinícola: ¡en cualquier rincón de nuestro territorio se elabora vino! Hoy vamos a hablaros de una de las zonas que más crecimiento están experimentando: Jumilla.

 

Jumilla es Monastrell

Probablemente ya has tenido el placer de conocer a la uva Monastrell. En Francia se conoce como Mourvèdre y con ella se elaboran vinos de alto contenido alcohólico con mucho cuerpo y altamente tánicos. Todo ese alcohol apoya los profundos sabores de las especias y de la fruta roja. Los marcados -y normalmente equilibrados- taninos ayudan a descomponer las proteínas de la carne, lo que hace que este maridaje sea perfecto.

 

Un típico Monastrell

Prueba el MMM Macho Man Monastrell. La original etiqueta, que muestra a un tipo fornido en la parte delantera, es un preludio de lo que está sucediendo dentro de la botella. Es un vino de crianza, lo que significa que ha estado en barricas de roble desarrollando sabrosos sabores terciarios, pero aún conserva la fruta roja característica de la uva. Este vino sin duda irá muy bien con intensos estofados de carne.

 

Un vino para beber todos los días

El Honoro Vera Monastrell es una pura ganga. Debido a que no ha pasado tiempo en barrica, el productor no tiene que repercutir esos costes en el precio del vino, pero por otro lado, tampoco ha desarrollado mucha complejidad. Tendremos un vino más sencillo, que irá mejor con platos de carne más ligeros. Aún así, se trata de un muy buen vino (Wine Spectator le dio 86 puntos).

 

Un tinto de alta calidad

En Jumilla también encontraremos vinos absolutamente espectaculares. Las Gravas es un ejemplo perfecto. En realidad es una mezcla de Monastrell, Cabernet Sauvignon y Syrah, puntuado con 94 puntos por Robert Parker y por la Guía Peñín, dos de las mayores autoridades vitivinícolas del planeta. Esto significa que es realmente bueno.

El vino es muy equilibrado – el tanino, el alcohol, el sabor y la sequedad están perfectamente sincronizados. Como todos los vinos de buena calidad, tiene un final muy largo, lo que significa que puedes saborear sabores de frutas rojas algún tiempo después de haberlo tragado. Disfrútalo con un buen filete, o incluso con un guiso de caza fuertemente aromatizado.

 

También te gustarán

Hay unas cuantas uvas que producen un vino tinto similar al de Jumilla. Las hemos resumido en nuestro artículo Shiraz Cabernet y otras mezclas para vino tinto, que te da más opciones para encontrar un vino que case más con tus gustos.

1 comentario

Jesus Campos Redondo

Es una pena que despues de estos articuios de tan agradable lectura y que te despejan la mente y te dan una vision del horizonte de los vinos en los cual a muchos nos gustaria aventurarnos ,no apareca una sugerente fotografia y precio de tan virtuosa recomendacion y que podria animar a la cata y prueba de tan virtuosa seleccion. Animo amigos.todo es ponerse a ello.
Gracias por estos articulos son sencillos y muy sugerentes.

Responder

Deja un comentario

*