¡Vive el Vino! - El blog de eComprarVino

Lo que tienes que saber sobre el whisky en barrica de Jerez

22 septiembre, 2017

Lo que tienes que saber sobre el whisky en barrica de Jerez

¿Alguna vez has probado un whisky envejecido en barricas de jerez? No siempre es fácil encontrarlo, pero vale la pena buscarlo. Cada vez es más popular en Escocia e Irlanda, y su consumo está creciendo en otros países.

El whisky envejecido en barricas de vino es sólo una de las técnicas utilizadas por las principales destilerías del mundo. Las bodegas de Burdeos, California y otros lugares venden habitualmente sus barricas usadas para la elaboración del whisky, y a los productores de whisky les encantan los nuevos sabores y la complejidad que pueden aportarles.

 

¿Cómo se hace el whisky en barricas de jerez?

Va a variar según el productor, obviamente, pero el proceso es bastante simple. La destilería elabora el whisky como de costumbre, y la diferencia viene al final del proceso, durante la maduración. La barrica donde se añeja un whisky le confiere una gran cantidad de sabor y color.

Si se envejece el whisky en un viejo barril de Cabernet de Napa Valley, en California, esperamos encontrar ciertas características: zarzamora, cedro, tabaco y café, por ejemplo.

Si lo hacemos en una barrica vieja de Jerez, encontramos sabores, aromas y características que recuerdan a los vinos fortificados de la región de Jerez. Por supuesto, no hay un solo estilo de jerez, así que no hay un solo tipo de whisky de barrica de jerez. Tratemos de entenderlo mejor con un ejemplo.

Laphroaig PX Cask

Laphroaig PX Cask: un gran ejemplo

Laphroaig es uno de los nombres más conocidos del whisky escocés. También es uno de los más fáciles de pronunciar incorrectamente. “La-froyg” es la pronunciación correcta, por si no estabas seguro. La destilería, situada en la remota isla de Islay, fue fundada en 1815.

Incluso los productores más clásicos, como Laphroaig, experimentan a veces, y este whisky de barrica de jerez, el Laphroaig PX Cask, es el resultado. Este whisky se envejece en tres vasijas diferentes, comenzando por el roble americano, luego la “quarter cask” y, finalmente, en barricas que habían contenido previamente vinos de Pedro Ximénez.

Es el Pedro Ximénez (PX) el que más impacto produce aquí. El estilo PX Sherry, naturalmente dulce, ha dejado una importante huella en el whisky, transmitiendo un mundo de aromas y sabores complejos e interesantes.

 

Nota de cata del Laphroaig PX Cask

Es un buen whisky, sin duda. Si no estás seguro de si un whisky de barrica de Jerez es realmente tu estilo, lee nuestra nota de cata y toma tu propia decisión:

  • Vista: de color “oro antiguo”, un atractivo amarillo profundo que nos encanta.
  • Nariz: es un whisky de barrica de Jerez, y los aromas de Jerez destacan. Dulces notas de pasas, sultanas e higos resultan fácilmente reconocibles, y detrás de eso hay regaliz ácido y un sutil carácter a la típica turba. Los catadores de whisky recomiendan con frecuencia diluir el whisky con un poco de agua para liberar más aromas. Hazlo aquí, y encontrarás almendras, levaduras, mazapán y nueces, reminiscencias de muchos jerezanos, y algunos aromas a frutas frescas.
  • Boca: el momento de la verdad. De gran cuerpo y cobertura, hay un sabor intenso a roble, turba y algo de dulzura del Jerez PX. El final es largo y persistente, con turba ahumada y roble dulce.

 

A nosotros nos encantan los whiskys envejecidos en barricas de jerez. ¿Y a tí?

No hay comentarios

Deja un comentario

*