¡Vive el Vino! - El blog de eComprarVino

La uva Sémillon en el mundo

13 Enero, 2017

La uva Sémillon en el mundo

La Sémillon es una uva de vino blanco que podemos encontrar en muchas regiones del mundo, aunque es en Francia y Australia donde es más popular. Tiene una piel fina y dorada, y puede producir tanto vinos secos como dulces. El vino blanco seco producido a partir de la uva Sémillon suele ser bastante delicioso y relativamente bajo en acidez, por lo que se utiliza a menudo como uva de mezcla en el Burdeos blanco seco. En otros lugares, principalmente en Australia, los vinos 100% Sémillon son más comunes (además de los vinos mezclados). La Sémillon es muy sensible a la botrytis cinerea (“putrefacción noble”), convirtiéndola en un componente crucial en los vinos dulces de Sauternes y Barsac.

Sémillon en Francia

El suroeste de Francia es probablemente la región más importante del mundo para la Sémillon. Aquí se utiliza para producir excelentes vinos secos y dulces.

Sémillon seco

Los vinos blancos secos de la región de Burdeos son generalmente “coupages” (mezclas de diferentes uvas), con la uva Sémillon representando un papel importante junto a la Sauvignon Blanc y la Muscadelle. Estos vinos son de las denominaciones Bordeaux Blanc, Entre-deux-Mers, Graves y Pessac-Léognan. Las proporciones exactas de Sémillon y de Sauvignon Blanc variarán, aunque generalmente los blancos secos contienen más Sauvignon Blanc. Este es el caso de las principales bodegas, como Château Malartic-Lagravière, con sede en la región de Graves. Château Malartic-Lagravière Blanc 2005, un vino de 92 puntos de Robert Parker que tiene una mezcla bastante típica de Sauvignon Blanc al 90% y sólo 10% Sémillon. El Sémillon aquí contribuye sutilmente al peso y a las finas sensaciones en boca, dando lugar a un vino muy equilibrado.
La Sémillon es la uva principal del famoso Château d'Yquem 1811, el vino más caro del mundo. Clic para tuitear

Sémillon dulce

La Sémillon obtiene un papel preponderante como componente principal de la mezcla de los vinos dulces de Sauternes y Barsac. Gracias a la uva Sémillon y su susceptibilidad a la llamada putrefacción noble, estos vinos tienen un contenido de agua mucho menor y niveles de azúcar natural mucho más altos antes de la fermentación. El vino resultante es absolutamente sabroso, exquisito y naturalmente dulce, con hasta 150 gramos por litro de azúcar residual. El punto de referencia de Sauternes es sin duda Château d’Yquem, un vino histórico cuyas añadas más antiguas pueden venderse por hasta 100.000$! El Château d’Yquem 2006 es un ejemplo maravilloso del estilo de la región, recibiendo 98+ puntos de Robert Parker.

Sémillon en Australia

La uva Sémillon es también muy popular en Australia. Mezclas como Sémillon-Sauvignon Blanc y Sémillon-Chardonnay son comunes, especialmente en grandes productores como Wolf Blass. Los ejemplos más emocionantes de los vinos de Sémillon de Australia son seguramente los ejemplos monovarietales, como el Torbreck Woodcutter’s Semillon. Torbreck Vintners es un productor de primera calidad situado en el mítico Barossa Valley, y este vino es un buen ejemplo de un Sémillon australiano típico: medio cuerpo con un paladar complejo que muestra frutas y notas saladas. Este es un vino que marida de forma fantástica con una gran cantidad de alimentos, incluso capaz de aguantar un asado, carnes rojas a la parrilla y guisos de invierno.

Sémillon en otras regiones

A pesar de que fuera de Francia y Australia es una uva poco común, también podemos encontrar vinos elaborados con una Sémillon (ya sean mezclas o monovarietales) de cierta calidad en países tan distintos como EEUU., Chile, Argentina, Grecia o Turquía.

No hay comentarios

Deja un comentario

*