¡Vive el Vino! - El blog de eComprarVino

La uva Malbec y los vinos argentinos

15 Mayo, 2017

La uva Malbec y los vinos argentinos

La uva Malbec es una de las preferidas por los enólogos argentinos para elaborar sus vinos. Hoy vamos a hablaros de un vino argentino en concreto, muy famoso en todo el mundo, elaborado a partir de la uva Malbec: el Parra Alta Malbec.

 

¿Por qué el Parra Alta Malbec está tan rico?

Las condiciones de crecimiento de esta uva en Argentina son excelentes. Las áreas de cultivo son esencialmente desérticas, lo que mantiene a las plantas lo suficientemente estresadas como para producir fruta, y a su vez las mantiene alejadas de la putrefacción, el moho y las enfermedades. Los productores pueden tomar el agua de los arroyos que vienen de los Andes, y los viñedos están a bastante altitud, lo que significa que las viñas obtienen mucha luz solar, mientras que las temperaturas se mantienen frescas. Como resultado, las uvas pueden desarrollar una gran complejidad.

Además, Argentina se ha beneficiado de los viticultores españoles. Muchos productores de vinos se han establecido en Argentina a lo largo de los años, trayendo consigo sus conocimientos y variedades de uvas europeas.

La marca “Parra Alta” se llama así debido al método de cultivo de las viñas. De hecho, el Malbec tiende a ser cultivado de esta manera en el país debido al clima abrasador. Pero el Parra Alta no es el único Malbec de Argentina…. ¡De hecho, tenemos algunos mejores!

 

Alternativas al Parra Alta

Las dos primeras alternativas serán una delicia para los aficionados al fútbol. Leo Messi, futbolista del FC Barcelona y capitán de la selección de Argentina, ha ayudado a producir los dos siguientes Malbecs. Quizá los puedes preferir sólo por la conexión con el fútbol (a menos que seas del Real Madrid). Sin embargo, también saben muy bien, y algunos de los beneficios van a la Fundación Leo Messi. Aquí puedes leer más sobre los vinos de Leo Messi.

En la primera impresión obtendrás los aromas característicos a ciruela y cereza negra. Después de olerlo por segunda vez, obtendrás suaves sabores de frutas rojas en abundancia, con un gran equilibrio -no demasiado tánico, no demasiado ácido, no demasiado dulce. De hecho, es el equilibrio que distingue a este vino de algo como el Parra Alta Malbec.

Piensa en todo lo que te gusta de un Malbec, y luego imagina que es más intenso. Este vino ha sido creado con uvas seleccionadas manualmente, que es la mejor fruta de la cosecha para hacer el mejor vino. Además de los poderosos sabores de frutas rojas, también hay notas especiadas. Marida estupendamente con un filete a la pimienta.

 

La Garnacha vieja también es una alternativa

Las viñas viejas producen uvas con sabores mucho más concentrados, y las vides usadas para hacer este vino son de entre 60 – 80 años. El resultado es un intenso sabor a fruta roja, que también tiene notas tostadas debido a 10 meses de envejecimiento. Sin embargo, este todavía es un vino joven, como los Malbecs anteriores. Tiene una nariz encantadora con frutos del bosque, y un final muy largo.

 

Un poco diferente, pero todavía poderosamente afrutado

Guía Peñín le dio a este vino una friolera de 91 puntos, y la variedad, Monastrell, produce vinos con fuertes sabores de fruta negra. De hecho, como ‘Crianza’, es un vino joven y afrutado. Sin duda será el vino tinto fácil beber que estás buscando.

 

No hay comentarios

Deja un comentario

*