¡Vive el Vino! - El blog de eComprarVino

¿El Moscatel es siempre un vino dulce?

8 Febrero, 2017

¿El Moscatel es siempre un vino dulce?

¿Qué sabes del vino Moscatel? Seguro que has visto botellas en las estanterías de los supermercados, tiendas de vino, o incluso en las cartas de algunos restaurantes. Ciertamente, no es un vino especialmente bien entendido, así que para descubrir sus secretos vamos a echar un vistazo a sus orígenes.

 

Moscatel y Muscat

¿Recuerdas a nuestra vieja amiga Muscat? En su día, establecimos que los diversos tipos de uva Muscat pueden dar lugar a una amplia gama de vinos que abarcan desde secos a deliciosamente dulces. Sabemos que, de las más de 200 tipos de uvas Muscat, solo un mero puñado están ampliamente disponibles. Para refrescar tu memoria, son:

  • Muscat Blanc à Petit Grains
  • Muscat de Alejandría
  • Muscat de Hamburgo
  • Muscat Ottonel

 

La Muscat Blanc à Petit Grains es la más usada en la elaboración de los vinos Muscat, aunque las otras tres también son bastante comunes. ¿Y la Moscatel, entonces, dónde encaja?

 

¿Qué es Moscatel?

Moscatel es el nombre dado a un vino fortificado de Portugal elaborado a partir de uvas Muscat. Moscatel es el nombre portugués de Muscat, y en este caso no se refiere a una uva específica, sino más bien al vino en sí. La uva específica en este caso es más probable que sea Muscat de Alejandría, quizás mejor conocida como la uva utilizada en los vinos franceses Doux Naturels. Los vinos Moscatel provienen de las regiones portuguesas de Setúbal y Duoro, y pueden ser etiquetados como Moscatel de Setúbal o Moscatel Duoro. Los vinos Moscatel se envejecen durante al menos dos años antes de su lanzamiento, ya sea en tanques de acero inoxidable o en barricas de roble. Algunos ejemplos más caros pueden ser envejecidos durante mucho más tiempo. Los vinos portugueses Moscatel son de una calidad muy alta, y se consideran tan buenos como otros vinos fortificados del país, como el Oporto, Madeira o Carcavelos.

 

¿El vino Moscatel siempre es dulce?

Los vinos portugueses Moscatel son vinos fortificados, cuya elaboración implica la adición de un alcohol de uva neutro para detener la fermentación. Esto significa que los azúcares naturales presentes en las uvas de Muscat de Alejandría no fermentan completamente (o se convierten en alcohol), y queda inevitablemente el azúcar residual restante. Los vinos resultantes son dulces, y también con una alta graduación alcohólica. Mientras que hay muchos vinos secos Muscat disponibles, no encontraremos ni un vino seco de Moscatel portugués.

 

Cómo disfrutar del vino Moscatel

El Moscatel es un vino increíblemente versátil, que puede degustarse por sí mismo como un digestivo, acompañando a algunos alimentos, o en un cóctel.

Para el maridaje, tienes algunas opciones. Al ser un vino dulce de postre, el Moscatel es un ajuste natural para los postres azucarados, como los hechos a base de toffee. Los quesos también encajan bien con el Moscatel. Si te gusta el queso azul, la próxima vez prueba un Moscatel en vez del típico Sauternes. Más allá del postre, el Moscatel va genial con una variedad de pequeños platos al estilo de las tapas, lo que los portugueses llaman “petiscos”.

Los portugueses suelen disfrutar de vinos Moscatel como parte de un cóctel. Aquí van un par de recetas:

  • Combina tres partes de Moscatel con dos partes de ginebra, hielo y decora con tomillo y tendrás un Azeitão Alambre. ¡Sírvelo en un vaso de Martini y disfruta de él!
  • Para un Alambre Tónico: coge un vaso alto, añade 6cl de moscatel y 3 cubitos de hielo y luego llénalo con tónica. Adorna con uvas rebanadas, limón y hojas de menta.

 

¿Cómo te gusta disfrutar el Moscatel? ¿Conoces alguno en particular que quieras recomendarnos?

No hay comentarios

Deja un comentario

*