¡Vive el Vino! - El blog de eComprarVino

El Moët Rosé nos hace cosquillas

16 Mayo, 2017

El Moët Rosé nos hace cosquillas

Hay un momento y un lugar para beber champagne rosado. Podríamos decir que no es en la reunión de las 10 de la mañana, mientras todos los demás beben café. O en una sidrería mientras todos los demás beben sidra o cerveza. Pero el Moët Rosé es un invitado muy bien recibido en bodas, aniversarios o en el Día de San Valentín. Y es debido a que tiene un sabor un tanto especial, con agradables tonos femeninos que se adaptan a esas ocasiones tan tiernas.

 

¿Por qué el Moët & Chandon Rosé es rosado?

¡Esta es una pregunta de trivial, así que apréndete la respuesta! La mayoría del vino rosado se elabora dejando el jugo en contacto con las pieles de uvas tintas durante menos de 24 horas, antes de que el jugo sea macerado fuera del contacto con las pieles. Sin embargo, los fabricantes de champán en realidad mezclan el vino tinto y el blanco juntos con el fin de crear ese color característico. De hecho, el champán rosado es el único rosado de calidad en la UE que se permite hacer de esta manera.

 

¿Qué uvas le dan a Moët Rosé su sabor?

El vino utiliza las tradicionales uvas de champagne:

  • Chardonnay: añade acidez, sabores florales y cítricos. También lo hace más ligero, con burbujas finas.
  • Pinot Meunier: esta variedad aporta una frutosidad fácil de beber.
  • Pinot Noir: añade cuerpo al vino espumoso. Al igual que un vino tinto, tiene aromas de frambuesas, fresas y cerezas, que encontraremos también en boca.

Dos de estas uvas, la Pinot Meunier y la Pinot Noir, son uvas negras, cosa que a menudo sorprende a la gente al ser el champán generalmente blanco. Aunque los “sabores rojos” del Möet Rosé provienen, como hemos dicho, de la mezcla de vino tinto con blanco.

 

Degustando el Moët & Chandon Rosé

Moët & Chandon Rosé

Nos encontramos con un bonito color rosado pálido con tonos brillantes y una fina y homogénea burbuja, cosa que habla a las claras de la calidad de este espumoso. En nariz nos encontramos unos marcados aromas a cerezas silvestres, con ciertas notas de frutos rojos y algún matiz a levadura. En boca es ligero pero con cuerpo, con sabores que recuerdan a los de nariz, y con un buen retrogusto.

 

Una buena opción si es para regalar

Moët & Chandon Grand Vintage Rosé en caja de regalo

No se nos ocurren muchos mejores regalos que éste para tu pareja, viniendo especialmente bien en San Valentín. La presentación es espectacular, y el contenido es mucho mejor que su hermano pequeño Moët Rosé. En concreto, la añada 2004 fue un año muy bueno para el champán. Si puedes conseguir una botella, no dudes en hacerlo y en explicar al destinatario/a lo afortunado/a que es.

 

¿Con qué se marida el Moët Rosé?

Este vino nos encanta con alimentos de charcutería fina. Corta una finas lonchas de jamón ibérico (el que sea, no tiene porque ser de bellota) y prepárate para una disfrutar de la agradable combinación de sabores de frutas rojas del Moët Rosé con la carne roja. La ligera textura del jamón combina muy bien con el vino espumoso con algo más de cuerpo. También recuerda que la adición de vino tinto significa que hay más taninos en este vino espumoso, lo que ayudará a romper las proteínas de la carne. La versión 2004 ha sido envejecida en roble, lo que significa que también marida muy bien con las carnes más ahumadas.

 

Más ideas burbujeantes para una gran ocasión

Si todavía no tienes claro qué vino debes comprar para una gran celebración, tenemos muchos más consejos. Este artículo sobre los champagne más lujosos del mundo discute sobre un estilo más opulento del vino espumoso, o si estás buscando un acercamiento más artesanal, nuestro artículo sobre los vinos espumosos españoles explora los emocionantes vinos elaborados por los pequeños productores.

 

No hay comentarios

Deja un comentario

*