¡Vive el Vino! - El blog de eComprarVino

¿El champagne Ruinart es una buena compra?

18 agosto, 2017

¿El champagne Ruinart es una buena compra?

Para los amantes del champagne Ruinart, el precio no es un factor tan importante. El champagne no es un vino barato, por supuesto, además teniendo en cuenta que hay otros vinos espumosos, como el cava o el prosecco, mucho mejor de precio, y algunos de mucha calidad. Pero cuando la gente compra Ruinart, están comprando “Ruinart”. Es una marca de champagne de lujo, y su precio refleja, ni más ni menos, eso.

Pero entendemos que haya muchos de vosotros que consideréis el precio como un elemento determinante, y que no estéis totalmente convencidos cuando hablamos de Ruinart o de cualquier otro icónico champagne. Entonces surge la pregunta: ¿el precio del Ruinart es justo? ¿El Ruinart ofrece una buena relación calidad-precio, a pesar de su precio relativamente alto?

 

¿Cómo comparar el precio de Ruinart con otros champagnes?

Ruinart es una marca de lujo, y su posicionamiento dentro de la categoría “Champagne” es bastante alto. La identidad de Ruinart es diferente a la de, por ejemplo, Moët & Chandon, a pesar de que ambas marcas son propiedad de la misma empresa matriz. Donde Moët & Chandon y su cuvée especial Dom Pérignon son símbolos de la ostentación y del lujo, Ruinart es más discreto y sutil.

Entonces, ¿podemos comparar al Ruinart con los otros champagnes no-vintage más famosos? En realidad, cada marca de champagne tiene su vino insignia con el estilo propio de la “maison”. Si coges un Mumm Cordon Rouge, Veuve Clicquot Yellow Label o un Möet & Chandon Imperial, verás que tienen estilos parecidos. Evidentemente cada uno con sus características particulares, pero muy parecidos. Esto no pasa con el Ruinart, que tiene un sabor propio bien diferenciado de los champagnes no-vintage más “corrientes”.

 

¿Por qué el Ruinart es un poco más caro?

Para empezar, la producción total de Ruinart es menor que la de sus otros competidores: alrededor de 2,5 millones de botellas al año, por las 5 millones de botellas de Mumm, las 10 millones de botellas de Veuve Clicquot, o las 26 millones de botellas de Moët & Chandon. Por lo tanto, a menor oferta, mayor demanda, con lo que el precio sube.

Por otro lado, el Ruinart es un vino espumoso más de especialista, para el verdadero conocedor del champagne, que puede llegar a descubrir mucha más complejidad y finura que en cualquiera de los otros.

Así que si me preguntas, te puedo decir que su precio es más que justo: el Ruinart no es barato, pero te aseguras siempre una buena relación calidad-precio.

 

Nota de cata del Ruinart R de Ruinart Brut

Para la mayoría de las “maison” de champán, el Brut no-vintage es su vino insignia. Tal vez, sin que sea una sorpresa, Ruinart hace las cosas diferentes: el Ruinart más conocido es el 100% Chardonnay Ruinart Blanc de Blancs. Sin embargo, para que la comparación no quede incompleta, vamos a catar el Ruinart R de Ruinart, el Brut no-vintage.

  • Vista: su color es de un oro profundo, y sus burbujas son intensas y duraderas.
  • Nariz: aquí hay una explosión de aromas. Primero, fruta por doquier, donde los cítricos como el limón y la lima se unen con la manzana blanca y la pera. Si profundizamos un poco más notaremos algunos aromas de pastelería y levadura, con un acabado floral. Esto es muy complejo para lo que es, efectivamente, el vino “corriente” de la bodega.
  • Sabor: lo primero que nos sorprende es su potente cuerpo, siempre comparando con los otros no-vintage de los que hemos hablado antes. La complejidad anterior se repite en boca, todo bien equilibrado y armónico. El final es largo y memorable.

 

¿Has probado ya el champagne Ruinart? ¡A qué estás esperando!

 

No hay comentarios

Deja un comentario

*