¡Vive el Vino! - El blog de eComprarVino

Diferencias entre la barrica de roble americano y roble francés

21 mayo, 2014

barricas de roble

Las barricas de roble juegan un papel importante en la crianza de los vinos, ya que aportan cualidades como sabores y aromas que no serían posibles utilizando otros recipientes para el reposo como pueden ser los tanques de acero inoxidable. Es por esta razón que la gran mayoría de los vinos que se consideran excelentes son envejecidos en barricas construidas de este material.

La procedencia del roble que se utiliza para elaborar las barricas es principalmente francesa o americana, siendo el uso de otras especies de roble muy minoritario. Ahora bien, ¿existen grandes diferencias entre madurar un vino en una barrica de roble americano y una de roble francés?

 

Características de la barrica de roble francés

Haciendo una comparación entre los dos tipos, el roble francés es una madera más blanda y la elaboración de la barrica requiere mucho más trabajo y técnicas diferentes a los de la americana. Esto hace que durante el proceso se desperdicie mucha madera (se elaboran 6 barricas por metro cúbico de madera) y su precio se dispara pudiendo llegar a triplicar el de la barrica de roble americano.

El vino envejecido en este tipo de madera desarrolla una serie de matices a frutos secos, miel, tabaco y/o cedro, muy ligeros y elegantes. El desarrollo de estos sabores y aromas es lento y pausado, haciendo que este tipo de vino consiga una delicadeza que no consigue el envejecido con el otro tipo de roble.

 

Características de la barrica de roble americano

La barrica de roble americano es mucho más económica de fabricar que su homóloga francesa ya que se desperdicia mucha menos materia prima y su producción se eleva a diez barricas por metro cúbico de madera.

Es una madera más dura, menos porosa, lo que la convierte en casi impermeable. Debido a esto transmite sus cualidades al vino en menor tiempo pero de manera mucho menos sutil. Al vino le aporta aromas como coco, cacao, café o vainilla y pocos taninos lo que convierte a los vinos en más agresivos y fuertes al paladar.

 

No obstante, nunca olvidemos que el vino nace de la uva y es indispensable la mejor materia prima para que la bebida sea excelente. Su paso por barrica u otras técnicas no deja de aplicarle cierto maquillaje a su belleza y equilibrio final. Al fin y al cabo, la elaboración del vino no es una ciencia exacta y por tanto habrá muchos más factores que influirán en el producto final aparte del origen de la madera aunque ésta pueda influir en el carácter, por lo que no debemos ser reduccionistas en este sentido.

 

 

1 comentario

Deja un comentario

*