¡Vive el Vino! - El blog de eComprarVino

¿Cómo usar correctamente un enfriador de vino?

16 noviembre, 2016

¿Cómo usar correctamente un enfriador de vino?

Los vinos se han considerado como bebidas respetables pero frágiles en la mayoría de las sociedades a lo largo de la historia. Con la aparición de infinidad de vinos de calidad más o menos baratos, se dio la necesidad de poder regular su temperatura para conservar mejor sus aromas y sabores. Los enfriadores de vino han servido para esta función desde tiempos inmemoriales. Es más, hay algunos casos en los que puede resultar imprescindible su utilización, como por ejemplo cuando se trata de vino blanco. Aunque es verdad que muchas veces nos referimos a un enfriador de vino como si fuera una cubitera, no solo es eso y en este post abordaremos el concepto más general.

Tipos de enfriadores de vino

Un enfriador de vino tiene diferentes tamaños y formas. Lo mismo se aplica a su precio. Teniendo esto en mente, ¿qué debemos hacer después de comprar un vino caro y suculento? Hay muchas tiendas en el mundo que venden enfriadores de vino, pero no siempre el más caro será el mejor o el que más se adapte a nuestras necesidades.

Un enfriador de vino termoeléctrico es un ejemplo de enfriador de vino excelente para usar en cualquier entorno familiar. Este enfriador de vino conserva energía ya que ha sido dotado de un instrumento Peltier. No consume mucha electricidad, por lo que se puede usar sin miedo al recibo de la luz. Además, es respetuoso con el medio ambiente, y produce menos ruido en comparación que un enfriador de vino de tipo compresor. Este dispositivo mantiene la temperatura del vino según las instrucciones de la etiqueta de la botella de vino y por lo tanto, también preserva su sabor. Este enfriador de vino ocupa poco espacio en una habitación, por lo que es uno de los más preferidos.

El compresor es otro tipo de enfriador de vino clásico. Poco a poco se ha ido modernizando, utilizando ya la reciente tecnología táctil. Este dispositivo da al consumidor diversas opciones sobre el almacenamiento de vino con los numerosos estantes que se proporcionan en el mismo. Elegir el compresor correcto puede ser muy difícil. Un cliente debe revisar antes de comprar uno los estantes, las puertas, el sistema de enfriamiento, la ventilación y las herramientas de la construcción. Un refrigerador de vino de tipo compresor trabaja de una manera similar a un refrigerador. Sin embargo, emite grandes sonidos de vibración que son perturbadores. También consume una gran cantidad de energía por lo que es caro de mantener.

Uso de un enfriador de vino

¿Cómo debemos usar correctamente un enfriador de vinos? Esto puede parecer un proceso agotador y doloroso, pero no es así. Cualquier enfriador de vinos merece tanta atención como el propio vino en sí. Esto incluye un proceso de limpieza y almacenamiento.

A partir de aquí, hay que tener en cuenta que su uso puede modificar el aroma y el sabor del vino: En los vinos tintos, por ejemplo, el sabor del vino se hará más suave con el tiempo, por lo tanto, dará lugar a un delicioso sabor. La apariencia es otra cosa a tener en cuenta. Los vinos pueden cambiar de color dependiendo del período de tiempo que uno los almacena. Por lo tanto, antes de de almacenar el vino debes leer cuidadosamente las instrucciones de la etiqueta y comprender el tiempo que debe pasar el vino para madurar correctamente. Asegúrate que conoces las temperaturas requeridas para un vino antes de almacenarlo en un enfriador de vino.

El proceso de limpieza de un enfriador de vino es sencillo. Desconecta la alimentación y retira los bastidores de los gabinetes. Limpia la helada y la humedad que se pueden ver usando un paño limpio y seco. Después, conéctalo de nuevo y ya puedes volver a almacenar los vinos. Deber limpiarlo unas cuatro veces al año para lograr mejores resultados.

El vino puede ser caro, pero el sabor vale la pena conservarlo toda la vida.

No hay comentarios

Deja un comentario

*