¡Vive el Vino! - El blog de eComprarVino

Cinco maridajes clásicos para un Rioja Reserva

29 Septiembre, 2016

Cinco maridajes clásicos para un Rioja Reserva

Los vinos de Rioja son de muchos estilos diferentes, pero la región es conocida sobretodo por sus vinos tintos. Estos vinos son, por lo general, una mezcla de diferentes tipos de uva, principalmente Tempranillo y Garnacha, y a menudo apoyados por la uva Graciano y la uva Mazuelo.

El Roble

Los vinos tintos de Rioja se distinguen por el uso del roble en su vinificación y envejecimiento, impartiendo muchos aromas secundarios y sabores muy característicos, sobre todo de vainilla.
Los vinos de la región se clasifican en varias categorías en función de la duración y de las condiciones de su envejecimiento. Los vinos etiquetados simplemente como “Rioja” (o quizá “joven”) han tenido poco o ningún envejecimiento en madera, mientras que en el otro extremo se encuentra el Rioja Gran Reserva, que debe ser envejecido durante al menos dos años en barricas de roble y unos tres años más en botella.

El Rioja Reserva

En medio de estos dos extremos se encuentra el Rioja Reserva. Este vino debe tener un mínimo de 12 meses en barrica y 24 meses más en botella. El Rioja Reserva se considera que es el estilo distintivo de la región, y muchas de las bodegas top hacen del Reserva su vino insignia. El envejecimiento adicional más allá del nivel del Crianza tiene un efecto sobre la maduración del vino, y los sabores primarios de frutas rojas -cerezas y frambuesas- comienzan a dar paso a frutas negras y a características secundarias tales como vainilla, chocolate, café y aromas terrosos. El roble le da estructura y taninos, por lo que estos vinos son ideales para el maridaje con una gran selección de alimentos.

Maridaje

El maridaje de vinos y alimentos es algo complicado para muchas personas, y se hace a menudo innecesariamente difícil. Todo el mundo tiene gustos diferentes, y por lo tanto una excelente combinación para tí puede ser terrible para mí, y viceversa. El vino debe ser divertido, y a menudo la mejor manera de descubrir nuevos maridajes es a través de la experimentación. Toma estas sugerencias como punto de partida, ¡pero no dejes de ser atrevido!

Cordero
El cordero, cocinado en casi cualquier forma, es quizá el alimento que mejor combina con un Rioja Reserva. La delicadeza de la carne y la suavidad del vino mezclan perfectamente. Para aquellos que se sienten aventureros, platos más complejos como el cordero moussaka o el cordero Rogan Josh pueden hacer frente a la estructura del vino y proporcionar un contrapunto interesante y agradable.

Cerdo

Se suele decir que los vinos de una región en particular tienden a maridar bien con la comida de esa región. La carne de cerdo, sobre todo el jamón, el chorizo, y otras formas curadas, es perfecto para un robusto Reserva Rioja. El sabor ahumado de estas carnes mezcla excepcionalmente con la estructura y los taninos de este tipo de vino.

Queso

Los aromas más suaves y maduros del Rioja Reserva hacen una buena pareja con muchos quesos curados. Prepara una tabla de quesos duros o semis como el Cheddar, Manchego, queso parmesano o Port Salut, y verás que las posibilidades de nuevos sabores se vuelven infinitas.

Carne de vaca

La carne de res, sobretodo carne asada, pastel de carne o al estilo barbacoa, casa especialmente bien con un Reserva. La carne de vaca y el Rioja Reserva suele ser una apuesta segura en términos generales, y sobretodo para los cortes de carne más grasosos. Aquí, el tanino de vino divide particularmente bien la grasa de la carne y limpia el paladar con cada sorbo.

Parilla

La audacia del vino permite que resista a la brasa y ahumado natural de casi cualquier comida a la parrilla. Carne roja, pollo, verduras e incluso pescado, cuando se hace en la barbacoa, toman sabores y caracteres adicionales que realmente descubren la profundidad del Rioja Reserva.

Más información sobre los alimentos y maridaje de vinos.