¡Vive el Vino! - El blog de eComprarVino

Cava y Prosecco: ¿Qué diferencias hay con el Champagne?

31 octubre, 2016

Cava y Prosecco: ¿Qué diferencias hay con el Champagne?

Nos encanta el vino espumoso, pero puede ser difícil saber las diferencias entre todas las variedades que hay disponibles en el mercado. ¿Es todo el vino espumoso champagne, o es todo el champagne vino espumoso? ¿O ninguno? ¿O ambos? ¿Qué es el cava y de dónde viene? ¿Prosecco es una región o una uva? Hay muchas preguntas, y todas son legítimas. Hoy vamos a tratar de aclarar un poco las cosas comparando los tres vinos espumosos favoritos del mundo: cava, champagne y prosecco.

Cava, Champagne y Prosecco: ¿Son lo mismo?

El mundo del vino en general puede ser confuso y complicado. El vino espumoso no es una excepción, ya que hay muchas ideas erróneas por ahí. Por ejemplo, mucha gente se refiere a todos los vinos espumosos como “champán”. Esto no es verdad. Todo el champagne es vino espumoso, eso sí que es cierto. Pero es un tipo de vino espumoso de una región específica. Puedes adivinar, entonces, que no todos los vinos espumosos son champagne. Dejando de lado temas legales sobre la zona de producción, hay otros factores que determinan el tipo de vino espumoso, incluyendo la región de origen, la variedad de uva utilizada, los métodos de producción, el sabor y… ¡por supuesto, el precio!

Regiones de Origen

  • El cava se elabora en su mayoría en la región de Cataluña, aunque cada vez hay más cavas que no son catalanes, como los que se elaboran en Rioja, Valencia o Extremadura.
  • El champagne debe venir legalmente de la región de Champagne, en Francia. Hay muchos pueblos y subdivisiones diferentes dentro de la región, pero por encima de todo, el vino es designado como “Champagne”. Esta es una indicación legal de la condición de zona geográfica protegida, es decir, una Denominación de Origen Protegida francesa al igual que “Bordeaux” y “Chablis”.
  • El prosecco viene de la región de Veneto en Italia. Algunos de los mejores ejemplos provienen de las colinas de Conlegiano Valdobiadenne.

Variedades de uva

  • El cava puede contener diferentes tipos de uva, pero las más típicas son la Macabeo, Parellada y Xarel.lo en distintas proporciones. También se elaboran cavas con uvas Chardonnay, o cavas rosados con uvas Trepat.
  • El champagne puede contener Chardonnay, Pinot Noir y Pinot Meunier, en cantidades variables y en distintas permutaciones. El champagne “Blanc de Blancs” será 100% Chardonnay, mientras que el “Blanc de Noirs” puede contener Pinot Noir y Pinot Meunier.
  • El prosecco se produce con la uva Glera, que a veces también es denominada como “prosecco”.

Métodos de producción

  • El cava y el champagne se producen mediante la segunda fermentación en botella. Aunque el proceso es el mismo, la terminología utilizada es diferente. En Champagne se refieren a él como el método “Champenoise” o “Champagne”. Por razones legales y por el respeto a las normas de denominación, el mismo método, cuando se utiliza fuera de Champagne (por ejemplo, en la producción de cava), se denomina “método tradicional” o “Methode Traditionelle”. Si ves esta terminología en una etiqueta de vino, sabrás que el vino ha sido sometido a una segunda fermentación en botella como si fuera un champagne, aunque invariablemente vendrá de otra región.
  • El prosecco se elabora por el método “Charmat” o “depósito”, mediante el cual la segunda fermentación se realiza en depósitos de acero inoxidable.

Perfiles del sabor

  • El cava y el champagne pueden variar ampliamente en sus perfiles de sabor. La mayor parte de ellos tendrán unas mousse (burbujas) más finas que el prosecco y serán más sustanciales en términos de cuerpo y sensación en la boca. El champán y el cava rosado tendrá sugerentes y brillantes sabores de fruta roja y una acidez refrescante. En cambio, los “vintage” más viejos exhibirán además notas a pan, levadura o de brioche.
  • El prosecco tendrá aromas frutales y florales con espumosas burbujas y notas de frutas tropicales frescas. En términos generales, el prosecco será más ligero que el cava o el champagne.

 

Precio

  • El champagne es caro, no podemos negar eso. Podemos llegar a pagar mucho más por una botella de champán de lo que lo haríamos por un cava o un prosecco. Pero también existen buenos ejemplos de champagne a un precio más asequible. Algunas de las grandes “maisons” de Champagne producen vinos base sin añada que tienen una consistente calidad. El Moët & Chandon Brut Imperial es un clásico ejemplo. Este material no es barato, pero te garantizas la calidad.
  • El prosecco se ha convertido en uno de los favoritos en los supermercados, en gran parte debido a sus módicos precios. Sin embargo, tenemos que advertirlo: Rara vez obtendremos la complejidad y la profundidad que la que se podrían obtener a partir de un champagne. En la parte intermedia encontramos al cava: el “vintage” (de añada) Rimarts Gran Reserva 2011 en un claro ejemplo de excelente relación calidad-precio en el que conseguiremos una más alta calidad que en un prosecco a la mitad de precio de un champagne.

Aquí encontrarás más información sobre las diferencias entre Cava y Champagne.