¡Vive el Vino! - El blog de eComprarVino

Aprende a leer la carta de vinos como un profesional

25 Enero, 2017

Aprende a leer la carta de vinos como un profesional

El ritual de la selección de un vino en un restaurante puede llegar a resultar algo incómodo. Si alguna vez has tenido una mala experiencia -en una primera cita, en una cena de negocios o de otra forma embarazosa- entonces este artículo es para tí. La buena noticia es que una carta de vinos es una propuesta relativamente simple. Armado con una idea básica de lo que debes buscar, pronto tendrás plena confianza para escoger el vino ideal.

 

La comprensión de la carta de vinos

Una carta de vinos típica se divide en secciones que cubren los vinos tintos, blancos y espumosos, entre otros. Cada entrada ofrecerá algunos detalles básicos, y probablemente no mucho más. Hemos recopilado los principales detalles a tener en cuenta, que no deberías dejar de seguir. Pero además, también tienes un arma secreta: El sumiller.

 

El sumiller

El/la sumiller, o el camarero de vino si en el restaurante no hay un sumiller propiamente dicho, está aquí para ayudarte lo mejor que pueda a escoger un vino. Nadie conoce más sobre los vinos del restaurante que el sumiller, ya que normalmente ha diseñado la carta, y además los sirve a diario. Los consejos que vamos a compartir aquí son pautas generales, así que no tengas miedo de preguntar al sumiller, ¡que para eso está!
El/la sumiller es un/a profesional del vino que te aconsejará y ayudará a escoger el vino adecuado. Clic para tuitear

La región

Cuánto más sepas acerca de la región, más sabrás sobre el tipo de vino que te están ofreciendo. Aunque hay zonas que elaboran diferentes estilos de vinos, como Rioja, en términos generales, si conocemos los vinos tintos de esa región, podremos asumir que tienen crianza en barrica y que mezclan muy bien el carácter afrutado con las notas especiadas.

Consejo de pro: busca los vinos de las regiones menos conocidas. Si en la carta tienen, por ejemplo, algún vino de Formentera, podemos apostar a que tiene cierta calidad. Pídele al sumiller que te aconseje sobre esas regiones y te llevarás una agradable sorpresa.

 

La uva

El conocimiento de la uva puede decir mucho sobre el vino. Si ves un “Syrah” en la carta, puedes esperar un tinto con cuerpo, con hermosos sabores de frutas negras y especias. Debes tener algún conocimiento, haber leído o haber probado, sobre las principales variedades de uva para poder tomar una decisión correcta.

 

La bodega

Es bueno saber quién elabora el vino. Evidentemente, hay bodegas mejores que otras. Buenas regiones pueden tener malos productores, y viceversa. Algunas bodegas hacen vino totalmente únicos, otras producen un vino totalmente atípico al estilo de esa variedad de uva o región. Algunas son especialistas en los vinos orgánicos, biodinámicos o naturales. Otras tienen encantadoras historias o una larga estirpe familiar detrás de ellas, mientras que otras son propiedad de corporaciones multinacionales. Seguro que el sumiller conocerá, aunque sea poco, algo sobre cada bodega.

 

La cosecha

La cosecha es de enorme importancia en los vinos premium. Cada añada en cada región es única, y las condiciones de cualquier año tendrán un impacto en la calidad del vino. Puedes consultar en una guía de vinos la valoración de esa vendimia para obtener más información. Por otra parte, la mayoría de los buenos productores suelen seguir haciendo vinos muy aceptables en las añadas no tan favorables, así que muchos sumilleres pueden presumir de tener en su carta vinos de buena calidad a un precio bastante menor.

 

El precio

Los precios pueden variar ampliamente, incluso entre diferentes añadas del mismo vino. Asegúrate de revisar el precio antes de pedir. De hecho, el sumiller debería asegurarse de que realmente pides ese vino. Por otro lado, no tengas miedo de indicar tu rango de precios preferido al sumiller, ya que puede discretamente hacer recomendaciones dentro de él.

¿Tienes alguna otra sugerencia para saber escoger vinos en un restaurante como un profesional?

 

No hay comentarios

Deja un comentario

*